Cusco
97 artículos
Santuario inca de sacrificios humanos
Haga clic para calificar el artículo

Santuario Inca para Sacrificios Humanos

La expedición vasca encabezada por el escritor e investigador Miguel Gutiérrez Garitano, ha hecho un “revolucionario descubrimiento” en la Cordillera de los Andes en Perú. Aunque no se sabe a ciencia cierta de cuando data el descubrimiento, es posible que “el altar inca” date de la época en la que gobernaba Túpac Inca Yupanqui (décimo soberano inca). Miguel y Rafael Gutiérrez Garitano, tras pasar 3 semanas en Perú, descubrieron un santuario inca del siglo XIV que debió servir para rendir culto a sus dioses; posiblemente en tiempos de desastres naturales u otros tiempos difíciles para el imperio. Cerca de este santuario se ha encontrado una enorme necrópolis con cadáveres enterrados en cuevas.

Hallan nueva necrópolis inca
La necrópolis inca fue hallada en Vilcabamba

Santuario Inca para sacrificios humanos

La expedición Vasca cree que se trata de un centro ceremonial donde se sacrificaban personas, posiblemente niños. Si esto es cierto, en este lugar se ofrecieron niños a los dioses. Este tipo de ofrendas se llevaban a cabo en una ceremonia ritual llamada “Capacocha” en las montañas de los Andes.

¿Dónde se encuentra el Santuario de sacrificios?

Debió tratarse de un centro ceremonial oculto donde se hacían sacrificios humanos para obtener el favor o la misericordia de sus dioses; al menos eso sugiere la plataforma construida en lo alto de una montaña que se eleva a 5,000 m.s.n.m. en el distrito de Vilcabamba, en la provincia de La Convención, a 150 km de la ciudad del Cusco.

El Hallazgo del Santuario

Miguel Gutiérrez Garitano señala que las imágenes satelitales tomadas de la cordillera de Vilcabamaba, eran inicialmente un proyecto acerca de reino perdido de Vilcabamba; a medida que la investigación fue avanzando, los campesinos del lugar le hablaron de la existencia de construcciones incas, y atrajeron su atención. Las imágenes satelitales revelaron un santuario; Rut Jiménez, la geóloga del equipo, detectó una serie de recintos rectangulares con características que coincidían con construcciones incas.

Un edificio monumental de 22 m. de largo acompañado de otras estructuras, dan forma a una plaza (kancha). El resto del monte muestras estructuras del mismo tipo. Se encontraron nada menos que 50 estructuras relacionadas al culto de sacrificios humanos. Algunas de ellas debieron servir como lugares de descanso para las personas que iban a oficiar la ceremonia. Son muchos los lugares donde al parecer, se sacrificaron niños; y hay una plataforma donde podrían estar enterrados; aunque para saberlo, tendrán que excavar.

Una necrópolis de 10000 m2

El santuario no ha sido el único descubrimiento importante; también se encontró un gigantesco cementerio con decenas de tumbas al interior de cuevas. En una de las tumbas, Miguel Gutiérrez encontró un esqueleto; no obstante un estudio detallado del terreno, revelo que esta colina está llena de tumbas, son decenas con iguales características. En una de las tumbas se puede ver cadáveres de varones vestidos suntuosamente, pero también el cadáver de una niña con ropajes menos elaborados, al parecer fue enterrada con ellos para cuidarlos.

La expedición de exploración al Santuario

La expedición por los Andes ha tenido que hacer frente a la altitud, la lluvia, el frío y a los riegos de la accidentada geografía del lugar. Pero no es todo, la presencia de narcotraficantes en la zona, ha hecho aun más peligrosa la expedición. El equipo vasco ha propuesto un proyecto para recuperar esta importante zona arqueológica. Llevar a cabo tareas de conservación y limpieza, para preservar el importante recinto arqueológico, impulsar el turismo en la zona y beneficiar a las comunidades cercanas.

Restos humanos en una de las cuevas de las montañas de Vilcabamba

Carmen Martín Rubio historiadora y especialista en el mundo andino, tras examinar las imágenes enviadas por el equipo de exploración en las montañas de Vilcabamba, determino que las estructuras encontradas son similares a las de otras zonas, en concreto en el volcán de Ampato, en Arequipa (Perú), donde se encontró “la momia juanita” y en el de Llullaillaco, en Salta (Argentina); ambos, lugares Capacocha.

¿Qué es Capacocha?

Cuando el Imperio de los Incas sufría sequías, hambrunas o catástrofes naturales, sus habitantes hacían ofrendas a sus dioses. Para esto se construyeron centros ceremoniales donde se sacrificaban personas. Las momias encontradas en estos lugares pertenecen a niños y adolescentes elegidos entre los más hermosos, estos pertenecían a las mejores familias y la elite del imperio. Este ritual era llamado “Capacocha”.

¿Por qué niños?, pues porque los niños y las niñas eran considerados puros. Se sabe que la muerte les llegaba de manera dulce; no sentían nada pues eran narcotizados con coca y chicha hasta quedar profundamente dormidos; así, eran expuestos a las bajas temperaturas de las cimas de las montañas hasta que morían congelados. Estos niños solían tener entre 7 y 8 años aunque se han encontrado momias de más edad. En la montaña Salta en Argentina se encontraron 3 niños de entre 8 y 12 años y una niña de 15 años.

Si desea tener su propia aventura, no lo dude más, Machu Picchu lo espera. Para más información sobre el Boleto Machu Picchu y organizar su viaje a la maravilla Inca, póngase en contacto con nosotros a través de: info@boletomachupicchu.com.

 

Por Boleto Machu Picchu – Ultima actualización, 27-12-2016

 

 

Síguenos:  
Chat now